CONSAGRADAS 2007

Mara Teresa Contador

“Encontrar el tesoro perdido”

Hay dos momentos imborrables en mi vida uno el día de  mi bautizo, cuando me convertí en hija de Dios,  no lo recuerdo   pero lo  agradezco mucho a mis padres. El otro el día de mi consagración ese si lo recuerdo porque fue como  encontrar el tesoro perdido y sentirme que todo tenía sentido en mi vida.

 A los 17 años no sabía que estudiar, mi madre me invitó a hacer una Novena al Espíritu Santo y de allí, salió el trabajo con niños y niñas y así estudie Educación Parvularia. Como educadora me he sentido muy realizada, feliz, me rio mucho con los niños(as), lo paso bien con esa gente pequeña, que es tan sencilla y espontánea. Actualmente, estoy a cargo de la coordinación de los jardines infantiles (6) aquí mi trabajo es con adultos Directoras, Educadoras, Profesionales del equipo multidisciplinario: Psicóloga, Educadora Diferencial, Nutricionista, Profesora Ed. Física, etc. Es un trabajo algo diferente bastante menos entretenido y emocionante pero, es un servicio que procuro hacer bien… soy mujer formada en el Opus Dei y tengo muy claro la Santificación del Trabajo: realizar todo trabajo con mucho amor y ofrecerlo a nuestro Señor.

Mi trabajo pastoral lo realizo en un Hospital, el día sábado, visitando enfermos y llevándoles la comunión. Es una experiencia  muy  especial  donde te encuentras con algunos muy necesitados y otros muy solos y alejados de Dios… unos se alegran otros muestran indiferencia… Dios te viene a visitar y te da lo mismo….qué pena! Otro servicio dice relación con la catequesis para la primera comunión y confirmación… justo este domingo el grupo que preparé se confirmó, todos jóvenes adolescentes… miraba sus caras y sus expresiones y me preguntaba si cambiaran y  cuanto cambiaran  sus vidas lo cierto, es que en adelante  estarán presente en mis oraciones…de esta experiencia siempre aprendo, confirmo y descubro  cosas nuevas del evangelio y aprendo de las experiencias de vida de los otros.

Otro aspecto  importante, en mi vida que necesito declarar es la Virgen María, mi madre muy amada, con ella lo hago todo y nunca jamás le he pedido algo y me lo ha negado. En mis penas, y frustraciones Ella me consuela, me saca adelante, me hace avanzar, siempre le agradezco a mi Señor la Madre que nos dio… me encanta ser su hija!

Mi lucha es con el tiempo de trabajo pareciera que no tengo tiempo para salir con amigos, mi horario de trabajo es extenso y es culpa mía también, porque me quedo más allá del tiempo establecido… soy maniática o quizás un poco obsesiva,  no me gusta dejar trabajo pendiente. La otra parte del tiempo, la paso en casa con mis padres y un momento particularmente importante es cuando rezamos el rosario en familia… trato de no faltar. Con mi Señor el tiempo no existe durmiendo o trabajando siempre estamos juntos… y el Oficio Divino nunca lo olvido…lo considero urgentemente necesario.


Isabel Margarita Sarah

“Hay que salir al encuentro de las ovejas necesitadas”

Se incardinó al Orden de Vírgenes de Santiago en el año 2006.

Aquí va lo pedido: Me consagré el 19 de noviembre de 1992, luego de un período de discernimiento de cinco años, acompañada por el, en ese entonces, Vicario Rafael Villena en Curicó.  Esto partió muy tempranamente, pues la Santísima Trinidad me fue mostrando con mucha claridad el camino a seguir y corroborando su profundo amor por mi. Se fue manifestando a través de situaciones que me fueron cautivando y llevando por el camino hacia la Virginidad Consagrada. Como Virgen Consagrada vivo en casa con mi  madre por lo manifestado por monseñor Alejandro Goic, el obispo que me consagró y el determino que mi apostolado fuera el de la contemplación y la oración  especialmente por las vocaciones sacerdotales, por la Iglesia y por los hijos espirituales que van llegando y estableciendo vínculos y por los que piden oraciones para ellos etc. Otra manera de vivir la virginidad consagrada, que estoy elaborando la manera de realizarlo es visitando hogares de sacerdotes y de ancianos. Como dice el Santo Padre hay que salir al encuentro de las ovejas necesitadas.

 

Sitios de interés Vida Consagrada

ORDO VIRGINUM del ARZOBISPADO de SANTIAGO de CHILE